fbpx

Si googleas el titulo de esta entrada, aparecerán ante tus ojos varias decenas de resultados de blogs, de blogs de agencias, de gurús y otras especies explicándote e intentándote convencer porqué debes tener una página web.

Así que sin volver a repetir lo que todos ya nos han explicado, a continuación veamos, de verdad, para qué necesita tu empresa una página web.

1 . – Por imagen, por disponibilidad, por ampliar mercado…

Todos estos son los motivos «tradicionales» y no menos importantes. De hecho, son los principales, y es obligatorio un repaso:

Por imagen, tus clientes, potenciales, proveedores, trabajadores, etc…todos aquellos y aquellas que tengan relación con tu negocio de una forma u otra también la tendrán con tu página web. Podríamos decir que se trata de la carta de presentación digital de tu negocio en Internet. Además se convierte en un lugar fácil, accesible y económico donde mostrar tus productos y servicios.

2.- Porque quieres hacer una campaña y necesitas una ‘landing’.

Por fin decides hacer una campaña de anuncios en Google Adwords, o en Facebook y necesitas una página web muy, muy simple, pero muy efectiva para recoger el tráfico que se genere con los anuncios y convertirlo en leads. Una o dos imágenes, el ‘claim’ de la campaña y un formulario para recoger los datos de los usuarios. Simple y efectivo.

3.- Porque tienes un perfil de Facebook o Instagram y no lo rentabilizas.

Tienes 1.000 seguidores en Facebook y 2.200 en Instagram, publicas regularmente, tienes una comunidad fidelizada, que interactua con tus contenidos, dedicas muchos esfuerzos personales y muchos recursos de tu negocio a alimentar tus seguidores, que cada día son más… ¡y tu facturación no crece! Quizá es que necesitas una página web dónde monetizar esa masa social de seguidores. Ya sea vendiendo directamente algún producto, participando en programas de afiliados o haciendo acciones de remarketing posteriores.

4.- Porque tienes una idea y quieres testearla.

Muchas veces una idea de negocio necesita un «campo de pruebas» antes de lanzarse al mercado. Una página web es el sitio ideal donde puedes montar tu laboratorio de ideas antes de realizar una inversión mayor o incluso descartarla si el interés que genera tu idea no levanta suficiente admiración por parte del público potencial.

En definitiva, una página web es mucho más que un escaparate de muestra y representación (que también), es una herramienta versátil que permite a nuestros negocios ser competitivos en tiempos de cambio y disrupción. Ya lo dijo Darwin, en su teoria de las especies, no sobreviven los más fuertes, sino solo aquellos que mejor se adaptan al medio.